Blog

9 Tipos de Auto-sabotaje en las mujeres que son ambiciosas

He escuchado mujeres que llegan a la Academia femenina, diciendo:

  • Ambición, pero de la buena
  • No quiero verme tan ambiciosa
  • Me parece que las mujeres ambiciosas pueden ser muy egoístas

Por ponerte sólo 3 ejemplos muy significativos del juicio, hacia la simple pero significativa palabra ambición.

Empecemos por re-significar la palabra ambición.
Es un nombre femenino que evoca un deseo profundo e intenso de conseguir una cosa que hoy no se tiene.

Así que no se trata del significado en sí, sino de la forma como lo percibimos o cómo creemos que seremos cuando seamos ambiciosas.

Entonces, cuando logres eso que quieres ¿Quién serás?

Y El auto-saboteo…
Tiene que ver con una tendencia de obstaculizarnos a nosotras mismas, por nuestras programaciones previas y experiencias de vida, para lograr de una forma lenta o nunca lograr lo que decimos querer. (Si quieres saber más sobre Auto-saboteo, visita un texto que escribí con mayor explicación al respecto).

Teniendo estas dos cosas claras, yo soy ambiciosa y no me digas que tú no lo eres.

Este es el mejor momento de la historia donde las mujeres podemos dejar de contarnos historias falsas de nosotras mismas y comenzar a reclamar la soberanía de nuestra propia vida y entre eso es tener la mano firme en reconocer lo que sí queremos.

Si tu hoy reconoces lo que quieres, le haces un favor a otra mujer cuando tú lo admites, a tus hijos o las futuras mujeres de tu familia. Esto no tiene que ver con competir con nadie o quitarle nada a nadie, se trata simplemente de gracia y simple existencia; la colaboración con el mundo y el avance natural de la búsqueda constante de una vida mejor y vivir desde el placer, la plenitud y libertad.

Es por esto, por lo que entre todas las variedades de cosas que quieres en la vida (eso que ambicionas), he podido detectar 9 formas de muchas, que han sucedido con las alumnas de la Academia Femenina:

1. Cuando estás en búsqueda de la sabiduría para tomar decisiones (porque tienes varios caminos que elegir), comienzas a corregir a los demás y en vez de escucharte a ti, comienzas a querer enseñarles a los demás cómo tomar decisiones para evadir la tuya; entonces alejas de ti la sabiduría pero también creas conflicto con las otras personas.

2. Cuando estás en búsqueda de pareja o encajar en un grupo social o profesional, pero no sabes cómo desarrollar la aceptación en ti, comenzarás a manipular vendiendo o comprando el amor de diferentes maneras: Con favores, complaciendo, irrespetando tus limites. Al final el amor o la aceptación no se da; sino una relación tóxica de interés se desmorona fácilmente confirmando que no pudiste lograrlo.

3. Cuando no sabes quién eres y estás en esa búsqueda pero de forma ciega y sin guía puedes tender a compararte demasiado con personas que van muchos pasos delante de ti, imitar formas de ser o querer llenar zapatos que no son tuyos, tener una máscara porque crees que si se dan cuenta quién eres en verdad pueden defraudarse (aunque en el fondo anhelas que te amen como eres), o quieres mostrarte auténtica.

4. Cuando quieres tener mayor intuición (con tal de buscarla por todas partes), puedes tender a exagerar emociones, arrastrándote a situaciones de victimización constante, porque crees que sentir todo es encontrar tu lado más intuitivo. Puede suceder también que sobre-valoras las opiniones sobre ti; como señales del más allá creyendo que tienes que escucharlas. Esto te lleva a Autoengaño de señales que te mantienen en un estado de alerta inservible y poco sano para tu transito en la vida. Sucede que te comienzas a equivocar mucho y luego dices que jamás desarrollas la intuición o que la vida no te favorece.

5. Cuando anhelas ser más productiva, cuando quieres tener más resultados económicos, intelectuales o en tus negocios; puedes tender a aislarte porque el mundo te estorba, te desconectas de las personas, te centras en ciclos de trabajo y alta productividad para forzar el resultado y sucede que consigues un sentimiento de inutilidad, poco valoración y muchas veces sale el síndrome del impostor; además que tu desvinculación con el mundo hace que nadie te ayude y te sientes cansada y confirmas que no puedes lograrlo tan rápido echándote la culpa de tu falta de visión.

6. Cuando ambicionas ser una mujer segura, soberana y decidida; comienzas a armar todo un plan casi para una guerra, buscando todos los detalles para que nadie juzgue tus decisiones al punto de controlar incluso lo que no se puede controlar, puedes llegar a ayudar a los otros a lograr cosas para que, según tú, puedas tener experiencia y te olvidas de los tuyos porque todavía no estás lista y terminas confirmando que todos tienen más seguridad y logros menos tú porque aún sigues sin estar lista y porque según tu confianza está quebrada, volviéndote sombra de los proyectos y ambiciones de los otros.

7. Cuando ambicionas más libertad o placer en tu vida, porque te sientes aprisionada de algo o de alguien, comienzas a crear una serie de planes o saciar tu libertad con comida, compras o dependiendo de momentos de placer tóxicos, porque crees que eso te hará sentir el impulso del dinamismo de la vida; sin embargo no te estás dando cuenta que lo que estás bloqueando es la verdadera libertad y evadiendo los asuntos que sí te harán libre a largo plazo.

8. Cuando quieres lograr y dominar situaciones, comienzas a controlar más de la cuenta e invalidando las ideas, formas de hacer y logro de los demás; sin saberlo estás creando detractores de tu propia visión porque esas personas se pueden sentir amenazadas por tu alto control.

9. Cuando ambicionas la paz interior puedes sabotearte evitando problemas y callando muchas cosas, creyendo que así los problemas pasarán o se arreglarán solos y luego tienes una montaña de problemas de lo que está más complicado huir o arreglar de forma inmediata. Así confirmas con tu cerebro que te persiguen los problemas.

Hoy que lo comprendes mucho mejor, puedes darte cuenta que el auto-saboteo es una simple cuestión de conocimiento de ti misma y que, el no tener una estrategia para manejarlo puede traer estragos con tu entorno.

Para solucionarlo tendrás que tener en cuenta:

  • El conocimiento de tus deseos más íntimos.
  • La escucha activa de tus intensiones.
  • Hacer silencio con los demás.
  • Ver la verdad de la vida
  • Ver todas las posibilidades que tenemos.
  • Reconocer quiénes estamos siendo constantemente para tomar decisiones.

Por mencionar, alguno de varios factores que requieres revisar y que lo podemos hacer juntas de forma detallada y profunda, aquí en la Academia (si es un tema que requieres solucionar en los próximos 15 días.)

Ahora puedes hacer algo al respecto, para dejar de estar en una profecía auto-cumplida todo el tiempo.

Mucho de esta desconexión y  de no saber cómo relacionarte con las cosas que anhelas tienen que ver con no volver a conocerte, en algún momento supiste lo que querías, pero tu vida ha cambiado y tú también cambiaste, quizá te entregaste a salvar a otras personas, a trabajar de más o te volviste una mujer automática de la vida y ahora que reaccionaste te das cuenta que no avanzas como querías.

Muchas veces tomas decisiones, pero con mucho nervio de que no sabes cómo sucederán las cosas o las hechas a perder porque te dejas influenciar constantemente por tu entorno, y parece que te falta este sostén interno donde sea inevitable continuar.

Es por esto que mi invitación será dar un primer paso, ese primer paso es verte a ti y reconquistar tu vida. Si quieres pertenecer con claridad a las mujeres del mundo que están ambicionando una mejor vida, libertad, riqueza y conexión interior… únete a la Academia Femenina.

Hoy es el momento de renunciar a lo mediocre en tu vida y comenzar el camino de lo extraordinario.

Ahora puedes ingresar al programa de reconquista tu vida para que des ese primer paso radical y recibas 12 dones femeninos que te permitirán armar el rompecabezas que estás esperando.

REVISA TODA LA INFORMACIÓN AQUÍ

Con cariño

María

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on linkedin
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.